¿Qué es una enfermedad periodontal?

Es la afectación patológica de las encías existiendo fundamentalmente 2 tipos: la gingivitis y la periodontitis.
La primera es un proceso inflamatorio de las encías y la segunda un agravamiento de este proceso que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes hasta el punto de provocar su caída.

La causa fundamental es una mala higiene dental, lo que favorece la formación de la placa bacteriana y el sarro por debajo de la línea de la encía. Si no se procede a una limpieza bucal en la consulta del odontólogo, entonces puede surgir la gingivitis, causando la inflamación, el enrojecimiento y sangrado de las encías. Si esta no se trata adecuadamente es cuando aparece la periodontitis, el cual es un término que significa inflamación alrededor del diente, ocasionando la retirada de las encías y formando las llamadas bolsas periodontales.

Sintomatología:
La existencia de una enfermedad periodontal puede detectarse, además de la inflamación y sangrado de las encías, por la existencia de halitosis, dolor al masticar, sensibilidad dental, movilidad de los dientes y el retraimiento de las encías.
Tratamiento:
Dependerá del grado de evolución de la misma. En el caso de la gingivitis su objetivo fundamental es eliminar la infección y la placa bacteriana mediante una limpieza dental o un curetaje. No obstante si la periodontitis continúa su evolución y se agrava, puede ser necesario recurrir a la cirugía para remover los depósitos de sarro de zonas más profundas o reducir la bolsa periodontal.

En cualquiera de los dos casos la higiene bucal continuara siendo fundamental para la efectividad del tratamiento.

Coordinación de Estomatología