SÍNDROME  DE SJÖGREN

El síndrome de Sjögren, descrito en 1930 por el oftalmólogo sueco Henrik Sjögren, es una enfermedad reumática inflamatoria crónica de causa desconocida, caracterizada por sequedad en los ojos y en la boca debido a una disminución de la secreción de las glándulas lagrimales y salivales.

SINTOMAS.

No existe un síndrome de Sjögren igual que otro. En algunos pacientes los síntomas son muy molestos, incluso graves y en otros casi pasan desapercibidos. Sin embargo, los siguientes síntomas aparecen en la mayoría de los pacientes.

  • Boca seca y caries
  • La destrucción en mayor o menor grado de las glándulas salivales causa la disminución de la saliva.
  • El paciente tiene la boca seca y dificultad para masticar y tragar los alimentos sólidos. Necesita beber agua durante las comidas con mucha frecuencia. Puede notar una disminución del gusto.
  • La saliva es muy importante para mantener sanos los dientes, ya que elimina numerosas bacterias y mantiene limpia la boca. La falta de saliva hace que la higiene de la boca sea defectuosa, lo que favorece la aparición de caries.
  • Ojos secos, la inflamación de las glándulas lagrimales disminuye la secreción de lágrimas.
  •  Los pacientes tienen sensación de arenilla en los ojos, abundantes lagañas matutinas y con frecuencia los ojos enrojecidos.
  • Los ojos se hacen más sensibles a la luz hasta el punto de no tolerar la exposición al sol.
  • En pacientes con síndrome de Sjögren grave pueden producirse úlceras en la córnea, que a veces son muy dolorosas.

TRATAMIENTO:

Hasta el momento no se ha encontrado ningún tratamiento que pueda curar la enfermedad, pero los reumatólogos, los oftalmólogos y los odontólogos disponen de diferentes métodos como:

  • Los síntomas oculares pueden mejorar con medidas dirigidas a mantener la humedad en los ojos, entre las que se incluyen las siguientes:
  • Utilización de lágrimas artificiales, varias veces a lo largo del día, y humidificadores ambientales en la casa.
  • Por la mañana, después de levantarse, es útil poner un paño o gasas húmedas sobre los ojos, durante varios minutos.
  • Debe evitarse la evaporación de las lágrimas durante la noche, por lo que son útiles los ungüentos oculares y la utilización de gafas de natación ajustables.
  • Muchos pacientes toleran mal la luz del sol y mejoran utilizando gafas de sol.
Deben realizarse revisiones oftalmológicas periódicas.

Coordinación de Estomatología